7 de abr. de 2008

ILUMINACIÓN EN LA HABITACIÓN DEL BEBE



Una iluminación bien planificada es de suma importancia a la hora de decorar la habitación del bebe, además una buena iluminación realza la decoración. No solo te tienes que preocupar por la luz artificial, sino también de la luz natural que entra a la habitación durante el día.

Una habitación bien iluminada anima el alma. Por lo tanto durante las horas de juego debe entrar la luz del sol con mayor intensidad y tener cortinas que controlen la luz durante la siesta del bebe. Te recomiendo que las cortinas sean de una tela lisa que no acumule mucho polvo y sean fáciles de remover para lavar.

En cuanto a la luz artificial debe haber una lámpara central en el techo de gran intensidad, y otra lámpara auxiliar en la pared o en una mesita de menos intensidad y fácil de controlar para poder atender a bebe cuando despierte en la noche. Yo prefiero las lámparas auxiliares en la pared por que así no corremos el riesgo que el bebe sufra algún accidente con la lámpara. Los reguladores de energía son muy útiles en las habitaciones de los más pequeñitos.